Descúbrenos.

Desafío es la primera marca del grupo empresarial familiar LA ESPESA

Desafío es la primera marca del grupo empresarial familiar La Espesa, ubicado en el norte de la Península, en la provincia de Huesca, cuya misión es la producción y comercialización de fruta fresca de primera calidad.

La Espesa centra sus esfuerzos en la consecución de un producto de calidad y de sabor, de manera que llegue al consumidor una fruta fresca, rica y variada, que procede, en su totalidad, de nuestra tierra.

Con más de 30 años de experiencia en el sector, La Espesa lleva desde 1981 transmitiendo su pasión y entusiasmo; unido a su afán innovador, siendo capaces de ofrecer un producto y servicio de manera eficiente, con un gran equipo humano como principal activo y valor de la entidad.

· Pasión · Entrega · Innovación · Cercanía

La Espesa en la actualidad



Desde el ya lejano 1981, nuestra empresa familiar ha crecido mucho. De las primeras recolecciones de fruta de hueso, hasta la actualidad, donde recogemos más de 30.000 toneladas anuales, la entidad se ha desarrollado, para convertirse en lo que es hoy en día: un grupo con ganas de seguir ofreciendo lo mejor a sus clientes, que cuenta con 25 productores en su haber, y que no ha perdido de vista sus orígenes ni su identidad.

La Espesa, cada año, crece y se amolda un poquito más al mercado actual, evolucionando como empresa y como equipo, para cumplir su visión, por este motivo nace la marca Desafío, con unas cualidades y características únicas para cumplir con las necesidades del cliente actual.

Especialidad Desafío



Si bien Desafío cuenta con una gran variedad de fruta fresca en su producción, estamos orgullosos de nuestra variedad de frutas de hueso. Melocotones, albaricoques, nectarinas... Todas estas variedades, gracias a la peculiaridad del clima del Bajo Cinca. Gracias al mismo, Desafío puede producir una fruta de altitud, que tiene un sabor y una textura única en el sector.

Nuestra fruta



Frutas La Espesa goza de una tierra rica y con un clima único, lo que nos permite producir una gran variedad de fruta. Además de nuestras especialidades, como son la nectarina, el melocotón, el paraguayo o el albaricoque, nuestra producción cuenta también con peras, manzanas, y además, gracias a las condiciones de nuestra localización, contamos también con producciones de caqui.

Todos nuestros productos son producidos con la pasión y la entrega por emblema, y con la promesa de mejorar nuestra fruta día a día

Nuestra tierra

Al norte de la Península, en la provincia de Huesca

Nuestra localización, la tierra de donde se origina Desafío, es una parte fundamental de la entidad, sin la que no se puede entender lo demás. La tierra, el clima, el campo, todo ello forma parte del proceso de producción, y debemos conocerlos a la perfección para conseguir el mejor resultado posible.

Para ello, contamos con un terreno de plantación de más de 250 hectáreas, todas ellas cubiertas de malla antigranizo, en la ya mencionada región oscense del Bajo Cinca, así como del Bajo Segre y de Andalucía.

Igualmente, con el fin de promover el marco normativo y las exigencias de los clientes, llevamos una política de empresa estricta, informando a los productores de las materias que pueden y no pueden utilizar en las plantaciones, de manera que se usen aquellos productos que menos problemas de ARFD y LMR provoquen.

El crecimiento de Frutas La Espesa en estos últimos años no ha sido fruto de la casualidad, sino de su buen trabajo, dedicación de su capital humano, y de sus prolíficas instalaciones. Con un terreno de más de 12.000 m2 de superficie, La Espesa cuenta con una zona perfectamente organizada para un óptimo proceso productivo. Con 6 calibradores de dos líneas cada uno, 4.000 m2 para la manipulación de producto, en los que hay un centro de enmallado de 6.000 kilos/hora de capacidad, 1.300 m2 para la expedición, y unas instalaciones frigoríficas de 4.500 m2, se unen a un amplio túnel de enfriamiento rápido, que tiene una envidiable capacidad de 40.000 kilos/hora, además de dos máquinas de Flowpack. Un solo vistazo a las instalaciones y emplazamiento de La Espesa, es garantía de su capacidad y su perfecta ejecución del proceso productivo, así como de su proyección para seguir creciendo.

Innovación y calidad



Como hemos mencionado anteriormente, nuestra principal preocupación es la de hacer llegar al cliente una fruta de calidad, de un sabor y dureza óptimos, y de una manera eficiente. Por esto, Desafío siempre está atenta a posibles innovaciones y nuevos caminos, que nos hagan mejorar nuestra manera de hacer llegar nuestro producto a nuestro consumidor.

En todos nuestros años de vida, hemos adquirido una experiencia en el sector que nos permite llevar al mercado un producto de calidad. Nos aseguramos de cumplir con los requisitos mínimos, y contamos con una serie de certificados que avalan nuestro género y nuestro proceso. Estos certificados son la GLOBAL GAP, desde 2006, GLOBAL GAP con módulo GRASP y la norma IFS, desde 2016.